Cuando nos referimos a coches, solemos hablar de su exterior. Es normal, al final la apariencia exterior es lo primero que vemos.

Pequeñas abolladuras, rayadas, suciedad… detrás de esas imperfecciones suelen haber historias y es habitual tener algún percance, pero la suciedad, ¡eso ya no tiene excusa! Aunque somos conscientes de que el 80% de las veces que lavamos el coche, al día siguiente llueve, así que tampoco nos pondremos tan exigentes.

Lo cierto es que, aunque el exterior llama la atención de primeras, en el interior está lo bueno. Y si, sigo hablando de coches.

 

Las tapicerías de cuero, siempre se ofrecen como un extra, como un elemento de gama alta y suele tener mala fama. A algunos no les gusta el olor, otros consideran que es difícil de limpiar, otros que es difícil de mantener…

Lo cierto es que, siguiendo unos hábitos de limpieza, unos asientos de cuero pueden ser muy duraderos.

Y seguro que también estamos de acuerdo en que, un buen coche clásico con tapicería de piel, es muy elegante y vistoso.

Ahora veamos qué pasos seguir para que el cuero luzca limpio y acondicionado:

1.- Aspirar:

Procura que el cuero esté libre de arena, polvo o suciedad en general. De esta forma nos aseguramos unos buenos resultados.

2.- Cepilla y Limpia:

¿Usarías un desengrasante o un lavaplatos en la cara? Pues te aseguramos que al cuero tampoco le gusta nada esa opción, para este paso necesitaremos un producto limpiador específico para el cuero y un cepillo, preferentemente uno de cerdas naturales como el Tarrago Cepillo de Crin.

Aplica un poco de producto en el cepillo, con él llegarás a todos los rincones del asiento. No frotes muy fuerte, y haz movimientos circulares suaves, sin apretar.

Para esto tenemos dos opciones disponibles, una sería el Tarrago Limpiador Universal en formato líquido y el Tarrago Crema Limpiadora Balm Leather Care en un formato tipo crema. 

Si el asiento está muy sucio, quizá necesites dejar actuar el producto por unos minutos. Si es así, trata de trabajar la limpieza por secciones pequeñas, así evitarás que el producto se seque y dañe el cuero.

Y, en este caso, recomendamos utilizar el Bálsamo Limpiador porque su textura nos ayudará a adherirse al cuero y ayudará a disolver la suciedad.

Aplica el producto, deja que ablande la suciedad y seguidamente retira el producto con un paño o toalla de microfibra húmedo.

Una vez hayas terminado con todos los asientos, solo queda esperar a que el cuero se seque y así poder proceder al acondicionamiento.

3.- Acondiciona e hidrata el cuero:

¿Sabes cuál es el principal motivo por el que se cuartea el cuero? Si, efectivamente, la mayoría de casos es por falta de hidratación.

Es muy importante aportar nutrición después de la terapia de limpieza como por ejemplo nuestra Crema para Cuero de Tarrago.

En este paso, también puedes aportar color al cuero si lo consideras necesario. Sino, puedes optar por la crema en incoloro, no alterará el color de tu tapicería.

Como has visto, solo siguiendo estos pasos mantendremos nuestros asientos de cuero en perfecto estado, evitaremos daños y también estará limpio.

Se suele decir que prevenir es mejor que curar, te recomendamos que te pases a echar un vistazo por la categoría de 'Proteger', disponemos de una variedad de productos que te ayudarán a impermeabilizar el interior de tu coche.

¿Queréis tips sobre un tratamiento o que tratemos algún tema concreto? Contáctanos y danos ideas, nos encantará saberlas.

¡Nos vemos pronto!